Madera, Zombis

El Fin del Mundo

Choque meteorito

Así, como suena: el Fin del Mundo (vamos a ponerlo con mayúsculas que la cosa tiene su puntito). No es que sea un apasionado del Fin del Mundo, pero es un tema que me interesa. Todo empezó con una pequeña discusión con mi amigo Miguel sobre  el Fin del Mundo, en torno a sendos vasos de cerveza ¿Cómo será? ¿Cuándo llegara? ¿Se podrá evitar? Para hablar del Fin del Mundo hay que responder dos preguntas de gran importancia ¿Qué entendemos como “Mundo”? ¿Qué entendemos como “Fin”? A ver si podemos contestarlas.

El “Mundo” debería ser todo nuestro planeta. Personalmente, creo que el verdadero y genuino “Fin del Mundo” debe ser la extinción total de toda forma de vida y, para rematar la faena, nuestro propio planeta debe ser destruido totalmente o, al menos, quedar tan dañado que la vida no pueda surgir de nuevo.

Planteado el problema encontramos que hay muy pocas cosas que pueden hacer esa burrada. Básicamente, solo un evento astronómico: un meteorito de enorme tamaño, una colosal llamarada solar, paso de un agujero negro o planeta errante… pueden conseguirlo. A lo largo de la historia de nuestro planeta han ocurrido enormes catástrofes que casi acaban con la vida en nuestro mundo. Son las Grandes Extinciones. Pero se quedó en ese “casi”. La prueba es que estamos aquí. Tiene que ser algo muchísimo más grande que el meteorito que extinguió los dinosaurios.

Hay otra pregunta con otra contestación mucho más complicadilla ¿Cuándo llegara? Para ser exactos, dentro de cinco mil millones de años, cuando el Sol se convierta en una gigante roja, que será tan grande que llegará a la órbita de Venus o más lejos. Tal vez no llegue a absorber nuestro planeta, pero se quedará tan cerca que recibirá más calor del que recibe Mercurio hoy en día. Podemos imaginarnos ríos de lava corriendo por todas partes, la atmósfera y el agua habrán desaparecido hacía mucho tiempo; la Luna ya no existiría y, bueno, que será un Fin del Mundo de lo más interesante.

Supervolcán

Pero cinco mil millones de años es mucho tiempo, pueden pasar muchas cosas. Al plantearme estos artículos quise que nuestro Fin del Mundo particular pudiera ocurrir en nuestra vida. Es decir, de aquí a quince años, más o menos. Y la condición de que destruyera toda forma de vida… Es complicado.

Pongamos un pequeño ejemplo. ¿El tan anunciado y sumamente pesado Cambio Climático será el Fin del Mundo? Claro que no. Si las temperaturas serán tan tórridas como anuncian, los mares suban de nivel como dicen que subirán y los desiertos serán tan grandes como vaticinan; todo eso después de una época con enormes huracanes, tsunamis y desastres similares… ¿El mundo habrá llegado a su fin? No, porque el planeta quedará intacto, seguirá rotando sobre sí mismo y girando en torno al Sol. Sobre nuestro planeta habrá vida. Cierto que desaparecerán algunas especies de animales y vegetales – tal vez, el ser humano entre ellas – pero surgirán otras nuevas que ocuparán los nichos ecológicos vacíos por las extinciones causadas por el Cambio Climático. Incluso es posible que el ser humano no se extinga. Tendremos menos tierras habitables, más desiertos, los mares serán más grandes, hará más calor, pero seguiremos viviendo sobre nuestro planeta. El Cambio Climático no es el Fin del Mundo. Tal vez, solo sea la extinción de la humanidad o menos, incluso. Con toda seguridad, el Cambio Climático solo represente un profundo cambio en nuestra civilización, para dar paso a otra civilización que, esperemos, esté más unida al mundo que nos rodea.

¿Qué cosa puede ser? ¿Una guerra atómica?, Pues no. Las enormes explosiones y la  radioactividad harán mucho daño, pero las cucarachas son inmunes a esa radiación, seguirán viviendo sobre la faz de la Tierra. La vida seguirá sobre nuestro planeta. ¿La caída de un meteorito? Eso depende de su tamaño, y así unas pocas cosas más. La verdad es que son tan pocas, que decidí ampliarlas un poco hasta conseguir una lista que si bien no serán el Fin del Mundo, al menos, dañarán mucho la vida en el planeta hasta el punto de que, después de ese evento, nadie reconocería nuestro mundo. En realidad, no será el Fin del Mundo, será un Cambio de Mundo. Hay un par de cositas que si representan el Fin del Mundo a lo bestia, con la destrucción total del planeta, y cuando decimos total, es total.

  1. El gran impacto (Impacto de un meteorito de gran tamaño)
  2. Visitantes no deseados (Paso de un agujero negro, o de una estrella de neutrones o un planeta errante)
  3. Supervolcán.
  4. Guerra atómica.
  5. Estallido rayos gamma.
  6. Tormenta solar.
  7. Tierra fuera de órbita.
  8. Ataque extraterrestre.
  9. Cambio climático.
  10. Epidemia.
  11. La Tierra deja de girar sobre su eje.
  12. ¿Podemos evitar el Fin del Mundo?

Y ya está.

Empecemos con el Fin del Mundo.

Pepe Bataller